Artículos

Noticias y artículos informativos para ayudarte a #v

¿Por qué nos cuesta tanto adelgazar?

el 11 abril, 2019

Tener un peso saludable es un elemento vital para una buena salud. A pesar de que existe una gran variedad de dietas y de actividades físicas, la mayoría de las personas descubre que adelgazar no siempre es tan sencillo como parece. Por supuesto, el primer problema al que las personas se enfrentan es mantener un ritmo constante en su ejercicio y en su alimentación, sin embargo, estos dos elementos, aunque importantes, no son los únicos que dificultan la pérdida de peso.

método apollo sevilla

Consejos para adelgazar: Factores para facilitar la pérdida de peso

 

Elegir el ejercicio adecuado: hacer cualquier actividad física es bueno para la salud porque fomenta la circulación y el movimiento de los músculos; sin embargo, no todo el ejercicio está pensado para bajar de peso. El ejercicio anaeróbico se caracteriza por requerir de un gran esfuerzo en un periodo corto de tiempo. Por su parte, el ejercicio aérobico, también conocido como cardio, requiere de una gran cantidad de oxígeno y beneficia al sistema cardiovascular. Para tener un resultado estable, es necesario crear una rutina que contenga ambos tipos de ejercicio, es decir, alguna actividad como natación, spinning o bicicleta combinada con pesas y ejercicios de intensidad.

Aumentar la intensidad: como muchas otras cosas en la vida, para tener resultados en el ejercicio es necesario una buena cantidad de esfuerzo. Muchos estudios han encontrado que el realizar sesiones de entrenamiento intensas tiene un mayor impacto en la pérdida de peso que llevar a cabo actividades más pasivas.

Tener paciencia: cuando se trata de perder peso, la gran mayoría de las personas quieren ver resultados inmediatos y si no los ven, se desesperan y abandonan su nuevo estilo de vida. La pérdida de peso no es una carrera de velocidad, es un maratón. A pesar del ejercicio que se realice y de las dietas que se sigan, no siempre será fácil determinar el número de calorías que se queman en cada sesión, por ello, lo ideal es continuar disciplinadamente con un plan de alimentación saludable sin prestarle demasiada atención a la báscula.

Dormir adecuadamente: aunque sea un factor al que no se le presta mucha atención, no dormir lo suficiente puede impactar el peso de forma negativa. Dormir poco provoca que el organismo aumente los niveles de hormonas, causando un mayor deseo de alimentos ricos en carbohidratos. De hecho, una investigación en la que se estudió a 70,000 mujeres durante 16 años encontró que aquellas que dormían menos de cinco horas al día presentaban 30% más de posibilidades de aumentar 13 kilos que aquellas que tenían un horario más estable.

Reducir el estrés: erróneamente se piensa que el estrés y el tener un gran numero de actividades que realizar ayuda a perder peso por el esfuerzo y el movimiento continuo que esto implica. Sin embargo, la ansiedad creada por el estrés incrementa los niveles de la hormona cortisol, la cual provoca un mayor deseo de azúcares y grasas.

Respetar las comidas y sus horarios: saltarse comidas es un hábito que puede ser sumamente perjudicial para la pérdida de peso porque si el organismo no recibe la cantidad de alimento que necesita, el metabolismo se ralentiza y, con él, la quema de calorías.

 Padecer cambios hormonales o enfermedades: Cuando se busca perder peso se debe tener en cuenta que el organismo y el metabolismo van reduciendo su rendimiento según la edad de las personas. Además de esto, los cambios hormonales provocan que las personas ganen peso, acumulen más grasa en al abdomen y aumenten su apetito. Por su parte, existen algunas enfermedades como el hipotiroidismo, el síndrome del ovario poliquístico y la resistencia a la insulina que impiden que el organismo quema la grasa sobrante.

 Consumir menos calorías: cuando se cambia drásticamente el consumo de calorías, el organismo responde gastando una menor cantidad de energía, comportamiento que dificultara la pérdida de peso.

Aunque sin duda hacer ejercicio y seguir una dieta pueden ayudar a la pérdida de peso, en muchas ocasiones es necesaria una ayuda adicional para conseguir combatir el sobrepeso. Esta ayuda viene representada por técnicas endoscópicas como el Balón Intragástrico o el Método Apollo o técnicas de cirugía de la obesidad como el bypass gástrico, banda gástrica o tubo gástrico. Todas ellas tienen un denominador común: Ya sea con la ocupación de parte del estómago (balón gástrico) o la reducción del tamaño del mismo, se consigue una sensación de saciedad temprana que facilita la pérdida de peso y el cambio de hábitos necesario para mantener un peso saludable.

 

¿Por qué nos cuesta tanto adelgazar?

Related Posts

Take a look at these posts