Artículos

Noticias y artículos informativos para ayudarte a #v

¿Qué debe tener en cuenta a la hora de intervenirse?

el 10 julio, 2018

Previo a optar por la intervención, es muy importante tener en cuenta estos puntos:

  • Experiencia: es de suma necesidad que el equipo que va a intervenir al paciente sea titulado y tenga la experiencia necesaria para realizar la operación. Además de reconocer las posibles complicaciones que puedan aparecer y actuar lo más rápido posible para resolverlas.
  • Centro médico: la cirugía debe ser llevada a cabo en un hospital o clínica que tenga a su disposición los medios que sean necesarios para garantizar una operación exitosa. También debe disponer de un equipo médico y materiales suficientes para cubrir el seguimiento adecuado tras la operación, capaz de diagnosticar cualquier anomalía. Para nosotros es imprescindible disponer de una unidad de cuidados intensivos, de tecnología radiológica puntera y adecuada o profesionales especializados en el tratamiento de la obesidad (desde anestesistas a psicólogos). Todo este conjunto, trabajando al unísono, son los pilares fundamentales necesarios para lograr una cirugía exitosa, consiguiendo los mejores resultados posibles.
  • Equipo multidisciplinar: en el tratamiento de la obesidad mediante la cirugía, interviene un equipo de médicos no solo el cirujano. Es el equipo completo el que decide intervenir al paciente basándose en su historial y situación. El equipo multidisciplinar de Obymed, cuenta con una amplia experiencia la cual usan para tomar decisiones, conjuntamente, garantizando al paciente el mayor cuidado posible.
  • Tipos de procedimientos: no todas las cirugías son las adecuadas para todos los pacientes. Cada tipo de obesidad tiene un procedimiento apropiado para hacerle frente. El equipo de médicos, junto con el cirujano y el paciente, son los que deciden el tipo de intervención. Esta decisión está basada en varias premisas: edad, sexo, alimentación, el comportamiento del organismo a la pérdida de peso e IMC. Una vez estudiado todo, el equipo médico escogerá el método más adecuado, personalizando el proceso. Después, se debe proceder a explicarle al paciente el proceso y cómo sucederán los pasos, indicándole cuál sería el más beneficioso para su caso.
  • Laparoscopia: esta técnica de abordaje, para el tratamiento de la obesidad y procesos abdominales, ha traído numerosos beneficios, estéticos y postoperatorios. La laparoscopia ha supuesto una mejora para la recuperación tras la cirugía, ya que evita las complicaciones surgidas de la cirugía abierta; además de mejorar el postoperatorio del paciente. Aun así, el equipo médico que interviene será el encargado de estudiar al paciente individualmente y escoger aquella técnica más conveniente. Mantener al paciente lo más seguro posible es el mayor objetivo.
  • Resultados: ya que cada paciente es diferente, los resultados también varían. La colaboración del paciente y su actitud positiva, ante la reducción de peso, son necesarias para que el resultado sea lo más favorable posible. Una intervención se cuenta como exitosa cuando ayuda a perder más del 50% del peso inicial. Además, los resultados deben contabilizarse a largo plazo ya que perder mucho peso a corto plazo no significa que la calidad de vida vaya a ser buena. Por eso, se debe de mantener un control médico de por vida.
  • Seguimiento: el paciente que es intervenido debe ser seguido indefinidamente por un médico. Se deberá prestar atención a los hábitos alimenticios e higiénicos. Las técnicas malabsortivas conllevan la necesidad de ingerir vitaminas o suplementos alimenticios. Además, el equipo médico también deberá controlar la pérdida de peso así como el efecto rebote, evitando que el paciente vuelva a ganar mucho peso. En esta última, el paciente deberá poner todo de su parte para evitar las subidas de peso.

 

¿Qué debe tener en cuenta a la hora de intervenirse?