Balón intragástrico

Rápido y poco invasivo

El balón intragástrico es la técnica es la más popular y utilizada desde su aparición, en 1999, hasta la actualidad. Se trata de un procedimiento ambulatorio que consiste en la implantación de un balón expandible de silicona en el interior del estómago. La intervención se realiza mediante endoscopia, que es una técnica poco invasiva de visión directa dentro de la cavidad gástrica del paciente.

La presencia del balón intragástrico (BIG) ayuda a que el paciente alcance más rápidamente la sensación de saciedad en las comidas, experimentando a su vez una mayor efectividad a la hora de perder esos kilos de más.

La intervención, bajo sedación profunda del paciente, se realiza en unos veinte minutos. El balón expandible se introduce por la boca mediante técnica endoscópica y se coloca en la cavidad del estómago. Posteriormente, se rellena con una solución salina teñida con azul de metileno.

Una vez transcurridos seis meses, el balón intragástrico debe ser retirado nuevamente mediante endoscopia y con sedación anestésica.

Este método se aconseja a pacientes con un Índice de Masa Corporal (IMC) mayor de 27, siendo excepcional su colocación en casos de obesidad mórbida (IMC>40), como puente a la cirugía para disminuir el riesgo quirúrgico. No obstante, se recomienda una valoración personal por el especialista, para que determine cuál es el tratamiento más apropiado.

Muchos estudios demuestran que el BIG es un procedimiento seguro y altamente efectivo para perder peso. En tres revisiones sistemáticas se observó una pérdida de peso media de 17.5 kg a los 6 meses, indicando que el 80% del peso perdido se producía durante los tres primeros meses y apreciando una gran mejora en las enfermedades asociadas.

Balón intragástrico
Balón intragástrico

calendar

Solicita tu primera visita gratis sin compromiso

Balón intragástrico