Cómo empezar a hacer deporte si se tiene sobrepeso

Cómo empezar a hacer deporte si se tiene sobrepeso

Actualmente, la obesidad es una enfermedad que se ha extendido rápidamente en parte como consecuencia de una vida cada vez más sedentaria. A esta falta de actividad física se suma el hecho de que en las últimas décadas se ha propiciado el consumo de comida rápida, la cual se caracteriza por ser rica en calorías, azúcares y grasas poliinsaturadas.

La unión de estos factores da paso a la obesidad, enfermedad que afecta a niños y adultos por igual causando daños cardiovasculares y aumentando la posibilidad de padecer hipertensión, colesterolemia y diabetes.

obyfitLa obesidad se ha convertido en un problema de tal magnitud que la Organización Mundial de la Salud realiza encuestas constantemente para determinar el avance de dicha enfermedad. La última encuesta, realizada en 2014, señaló que 1.900 millones de adultos sufren sobrepeso y 39% de ese grupo padece obesidad. España es uno de los países europeos con menos control en esta enfermedad: 16% de los adultos son obesos y 1 de cada 5 niños presenta esta condición.

Existen diferentes formas de combatir la obesidad, pero tienen un denominador común: el realizar ejercicio es clave para el mantenimiento de la pérdida de peso. Aunque suena una actividad sencilla de hacer, en la práctica puede ser un poco más complicado: en primer lugar, la persona con obesidad puede enfrentarse a falta de condición y, debido a su peso, dificultades para realizar mucho movimiento; en segundo lugar, se encuentra la cuestión estética, la cual puede ser un fuerte impedimento para que las personas se inscriban a un gimnasio o alguna clase.

Aunque sin duda tener sobrepeso puede limitar los movimientos y la condición, la práctica de ejercicio es recomendable para todas las personas, siempre y cuando se adapte a sus necesidades. Como muchas otras actividades, el ejercicio es un hábito que se puede desarrollar con constancia y dedicación, entonces, ¿cómo empezar a trabajar en este hábito cuando se padece sobrepeso y cuando la motivación, en muchos casos es prácticamente nula.

  • Evitar el sedentarismo: por cómodo que sea, no se debe pasar tanto tiempo sentado frente al televisor, el ordenador, etc… Para evitar el sedentarismo, basta con caminar algo más. En caso de que las distancias sean muy largas, se puede optar por participar en las labores domésticas de forma más activa.

 

  • Controlar la ingesta de calorías: como se mencionó anteriormente, se deben evitar los alimentos ricos en azúcares y grasas. Además, al realizar ejercicio las personas tienen un mayor control sobre sus calorías.

 

  • Medir los progresos: ser consciente del avance que se está logrando es una excelente forma de mantenerse motivado. Sin embargo, en este punto las personas deben tener paciencia y deben reconocer que todo cambio lleva tiempo y la pérdida de peso es un proceso que no se lleva a cabo tan rápido como nos gustaría. Si se sigue una buena alimentación y se realiza alguna actividad física, no hay razón para no ver resultados. En este sentido la ayuda de técnicas endoscópicas para tratar el sobrepeso como el balón gástrico o el método apollo pero también de técnicas propias de la cirugía de la obesidad es clave para fomentar el cambio. Gracias a estas técnicas se consigue una pérdida de peso inicial que tiene un efecto directo sobre el nivel de motivación y compromiso del paciente para instaurar cambios en su estilo de vida, entre ellos, la práctica deportiva.

 

  • Incrementar la cantidad de ejercicio: una vez que las personas comiencen a desarrollar una mejor condición y hayan perdido algunos kilos, se debe proceder a realizar una actividad física más exigente. En caso de que se realicen actividades conjuntas es necesario que las personas sigan su propio ritmo. En este punto se debe recordar que el ejercicio sin precaución puede conducir a una serie de lesiones en las articulaciones, tobillos, columna, cadera y pies.

La obesidad no debe ser un impedimento para hacer ejercicio: tal y como se mencionó, realizar una actividad física es uno de los medios más eficientes para bajar de peso. La clave es iniciar con una intensidad baja que irá aumentando una vez que el paciente desarrolle una mayor condición física.

En Obymed somos especialistas en el tratamiento de la obesidad con todo tipo de técnicas tanto endoscópicas como de cirugía de la obesidad, pero además somos el único centro dedicado en exclusividad al sobrepeso y la obesidad que cuenta con una sala de entrenamiento personal “Obyfit” para nuestros pacientes, de manera que son atendidos por un entrenador personal que les ayuda en el inicio de la actividad física para que tengan todas sus necesidades cubiertas para lograr con éxito la pérdida de peso y por lo tanto una mejora en su salud.

En cualquier caso  Obyfit también es un centro abierto a cualquiera que quiera practicar deporte con independencia de si el adelgazar es un objetivo o no. Ofrecemos un trato personalizado valorando las capacidades de cada usuario antes de comenzar y diseñando programas a medida adaptados a los intereses y objetivos de cada persona adaptándonos a cada nivel. Además de la profesionalidad de nuestros entrenadores ofrecemos un espacio con el últimos material para abarcar todas las opciones de entrenamiento.

 



Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies . ACEPTAR

Aviso de cookies